275.000 Empresas y 900.000 Autónomos abandonarán el mercado debido a Covid-19

275.000 Empresas y 900.000 Autónomos abandonarán el mercado debido a Covid-19

Los analistas de prestigio en España, predicen que con la epidemia de Covid-19 que afecta toda la restauración, el turismo, el comercio  y a la mayoría de las industrias, el número de empresas que abandonan el mercado después de que termine esta crisis serla de entre 250.000.- a 300.000.- Sociedades y de entre 800.000.- a 1.000.000.- Autónomos, con un desempleo superior a los 6.500.000.- de trabajadores. Esto será así, si las políticas de apoyo, no son efectivas o no se realizan e implementan a tiempo.

Según expertos económicos de OnDirect, incluso si la epidemia de Covid-19 no se hubiera extendido a nivel mundial, las empresas Españolas también habrían encontrado muchas dificultades y serían vulnerables debido a su pequeño tamaño y baja productividad.

Miles de Pequeñas Empresas exportadoras, tendrán que abandonar el mercado, por los cambios en la política y el impacto de la epidemia en los otros países, ya que el brote de la epidemia mundial de Covid-19 ha afectado negativamente a la cadena de suministro global, por lo que las empresas de todos los sectores empresariales, especialmente las pequeñas y medianas, se verán afectadas de inmediato. 

La interrupción de las actividades comerciales de las empresas de turismo, hoteles, comercio minorista, centros comerciales, construcción, industria… en las últimas semanas, en la que la mayoría de estas empresas no tiene ingresos por la ausencia de Clientes y si manteniendo una proporción importante de gastos, sobre todo impuestos y gastos financieros, refleja las dificultades que se van a enfrentar las empresas Españolas.

Las pequeñas empresas tienen capital y liquidez limitada, pocos recursos de respaldo y ninguna preparación para circunstancias difíciles. Desde OnDirect vemos que 1/3 de las  pequeñas empresas están más cerca del riesgo de quiebra, cuando se enfrenten al desafío de retomar la actividad, si no reciben apoyo financiero  de inmediato.

La epidemia de Covid-19 ha tenido un gran impacto en la industria de la educación, cerrada desde el 10/03/2020 y amenaza el desarrollo económico y social en el futuro. Específicamente, si la epidemia dura hasta 4 meses, el 80% de las instituciones educativas no públicas experimentarán una disminución en las ventas de más del 50%, y el 80% de ellas están en riesgo de quiebra debido a ingresos y gastos desequilibrados.

“Estamos agotados financiera, energética y voluntariamente” es el grito de instituciones educativas no públicas en su petición de apoyo para superar las dificultades causadas por la epidemia de Covid-19.

La educación es solo uno de los sectores fuertemente influenciados por Covid-19. Una encuesta de la CEOE en 2.200 empresas que operan en diferentes sectores, mostró que, si la enfermedad dura 4 meses, casi el 74% de las empresas están en riesgo de quiebra porque los ingresos no pueden cubrir los costos operativos, parte de salarios para empleados, intereses de préstamos bancarios, locales comerciales y otros gastos.


En particular, alrededor del 20% de las empresas que participaron en la encuesta dijeron que “ya no hay solución para la enfermedad”. Este hecho muestra y refleja la capacidad limitada de las pequeñas y medianas empresas, y es un indicador de alerta temprana de la crisis que puede ocurrir después de la epidemia.

El Gobierno de España debe de implementar para las empresas de inmediato, políticas que las respalden, con la reducción del impuesto al beneficio, ajustes y reducción del IVA, la exención de intereses por el pago aplazado de otros impuestos y cuotas sociales, etc. El gobierno también debe respaldar y avalar préstamos preferenciales para empresas y reducir los intereses y tasas de los préstamos, congelar deudas y ampliar los períodos para reembolsar estos préstamos hasta los 20 años.

Por otro lado, el Gobierno de España debería de implementar paquetes de estímulo a las empresas para facilitar las exportaciones, abrir la puerta al I+D+I, tan necesario para el futuro, y aplicar políticas de reducción de los precios de los combustibles, las comunicaciones, la electricidad y el agua, etc., ya que la situación es extremadamente difícil para muchas empresas porque ya han agotaron sus recursos financieros de respaldo.

La unión Europea debería dar su apoyo a estas medidas, incluso aplicar y destinar inversiones a fondo perdido para las empresas, aunque crease una depreciación y devaluación del Euro, como en su caso se hizo con Alemania después de la segunda guerra mundial, ya que si el sur de Europa quiebra económicamente, la UE quiebra como unión y regresaremos a las fronteras de 1945.