Riesgo Comercial

Los avances tecnológicos y la capacidad de acceder a los mercados extranjeros han brindado a las empresas privadas medianas en todo el mundo la oportunidad de ser competitivas.   Su tamaño les permite ser flexibles y ágiles. Y muchas medianas empresas privadas valoran una cultura corporativa que promueve...

Un buen flujo de caja mantiene viva su empresa y un pobre flujo de efectivo puede hundir su negocio. De hecho, el mal flujo de caja es la razón por la que una de cada cuatro empresas no supera su primer año de vida, y...

La mayoría de las empresas Españolas tienen experiencia de clientes que - por una razón u otra – no pagaron sus facturas, incluso después de reclamaciones amistosas e incluso judiciales. En OnDirect tras una larga experiencia como Informadores Comerciales y Analistas de Riesgos hemos aprendido que...

En la búsqueda constante de la retroalimentación de sus clientes, una gran manera de aprender de ellos, es preguntarles sobre su negocio y de qué manera puede ser más eficaz para ellos. Si nunca ha hecho esto antes, debería de hacerlo de inmediato, ya que es...

Dicen que la vida depende del color del cristal con el que se mire y que una misma botella puede estar medio llena o medio vacía según quien la describa. Para las empresas exportadoras Españolas apostar por la visión optimista es fundamental si se quiere...

En una situación económica compleja como la actual, los impagos están a la orden del día y es precisamente en estos momentos cuando cobra especial importancia la labor de recuperación de deudas. El asesoramiento en esta problemática, así como las tareas de recobro deben dejarse...

Se dice que el crecimiento de una empresa Española,  pasa por la internacionalización. Ese parece ser el camino que algunas grandes y medianas empresas han recorrido para sobrellevar esta larga crisis de ventas de estos años. Y como en España nos gusta más imitar que...

La lógica establece que si un cliente no paga en tiempo y forma el importe de las facturas emitidas, no deberíamos de servirle el siguiente pedido, pero la realidad hace que sucumbamos a sus cantos de sirena y engordemos así su deuda con nuestra empresa. Veamos...