España necesita una dosis de vacuna para pequeñas y medianas empresas.

España necesita una dosis de vacuna para pequeñas y medianas empresas.

Las pequeñas y medianas empresas (PYME) necesitan urgentemente “analgésicos” para aumentar la liquidez, pero a largo plazo, para prevenir la pandemia, se requiere una “dosis de vacuna”.

Necesita “soporte de oxígeno”

Luisa Urrutia, propietaria de negocios de maletas, mochilas, bolsos y marroquinería de Madrid,  me confesó que cerraría 2 de sus 4 tiendas ubicadas en grandes centros comerciales en la ciudad, acompañada de una reducción a más de la mitad de la fuerza laboral. “Las ventas han disminuido en un 85%, a 14/03/2020, mientras que los costos siguen siendo los mismos.


Con esta situación, las pérdidas son extremadamente severas e intensas, por lo que se puede decir que las pequeñas y medianas empresas se enfrentan actualmente a una situación extremadamente difícil.

Hasta ahora, las pequeñas y medianas empresas han tenido dificultades para acceder al capital bancario. En el contexto de la cada vez más complicada pandemia de Covid-19, es aún más difícil cuando la oferta y la demanda social están disminuyendo. Las pequeñas y medianas empresas son el grupo más vulnerable entre los grupos empresariales porque su capital es limitado y su flujo de caja no es suficiente para prepararse para un largo período de interrupción de los negocios.

Una estimación reciente, realizada por expertos financieros, muestra que la necesidad urgente ahora es tener medidas para respaldar la liquidez, como aumentar las entradas de efectivo, mientras ayudas directas de la administración del estado, préstamos a tasas de interés preferenciales y sobre todo reducir el dinero saliente en impuestos, intereses, hipotecas, extensión o reembolso del pago del seguro) , etc.

Se echa de menos políticas claras y concretas de exención parcial o retraso para el pago de impuestos, el retraso del pago de Seguros Sociales, junto con otros apoyos directos y concretos en dinero que esperan las empresas.

Los avales del Estado o los prestamos ICO, y en general la mayoría de las medidas económicas tomadas por el Ejecutivo hasta ahora para las empresas y personas afectadas por Covid-19, no dejan de ser más que prestamos, bien para reestructuración de deuda, con exenciones de intereses y comisiones, pero en definitiva, nuevos préstamos que habrá que pagar, más pronto que tarde.

¿Qué dosis de vacuna es adecuada?

La liquidez, el flujo de caja o el “amortiguador de capital” es un factor que ayuda a las empresas a superar las dificultades pronto. Esto es ciertamente algo que las pequeñas y medianas empresas Españolas carecen, pues según datos de los Registros Mercantiles cuando una Pyme se declara en bancarrota durante las recesiones económicas, en las últimas dos décadas, principalmente es debido a la falta de liquidez, y una gestión financiera débil.

Con los datos recopilados al 16/03/2020, se estima que serían necesarios unos 140.000 Millones en ayudas directas como la condonación de deuda con la administración por Impuestos, tasas Seguros Sociales, subvenciones a la nueva creación de empleo, ayuda a los desempleados, y otros 100.000 Millones en liquides para las empresas en préstamos blandos, con el aval del Estado y la supresión de intereses y  comisiones, …),

Sería deseable que el gobierno de España tuviera un programa integral de apoyo empresarial. Este programa debería incluir un escenario de recuperación pos-pandémica, con modificación general de impuestos, tasas, seguros en industrias y sectores más afectados por Covid-19 a la vez de iniciar un rescate a gran escala que beneficie más a las pequeñas y medianas empresas si se quiere que estas sobrevivan a la fase Covid-19 antes de pensar en otras cosas. MABR